La leyenda de Keiju Shibuya

Empezando con buen pie