Supervivientes

Escrito el Viernes, 14 de julio de 2006 a las 8:29 am

En Sol

Esto se acaba y parece que un año más sobreviviremos, aunque sólo sea por mantener las tradiciones. Las fuerzas andan justas, aunque apenas quedan unas horas para que los Sanfermines de 2006 terminen. Y apuraremos hasta el final.

Supongo que conocéis el concurso televisivo ‘Supervivientes’, en el que un grupo de famosetes sobrevive en una isla desierta. Pero para Supervivientes con mayúsculas los mozos de la Peñas. Ocho tardes de toros a pleno sol, hacer la compra, llegar todos los días de blanco, subir y bajar a los toros, salir con la txaranga, preparar la merienda para la cuadrilla, ir a comprar hielo, planchar la faja, conseguir entradas para el amigo que siempre las pide a última hora, comprar puros porque ayer se te cayeron en las albóndigas del amigo, comprar una pistola de agua para mojar al pesao de más abajo, preparar la sangría y/o el Sunny con vodka, hacerse un sombrero original para vacilar, turno de barra en la Peña por la noche, llevar los palos de la pancarta, abrir paso y dar de beber a los de la txaranga… Y cuidar la línea, controlar el colesterol, el alcohol, y mantener el bolsillo a salvo. Así son los mozotoros, los chicos de sol, aunténticas maquinas infernales de festejar.

Por lo demás poca cosa. En las tertulias a pie de barra no se habla de otra cosa que de si los encierros son más sosos, y de si habría que echar o no el milagroso líquido antideslizante. Los toros de Fuente Ymbro de ayer llegaron a la plaza de toros en 2 minutos y 32 segundos, con un sólo herido por asta. Por la tarde la corrida horrible, aunque la verdad es que no le presté mucha atención, ya que ayer fui a los toros a sol, a territorio de la Rotxa, donde el cuarteto de la muerte (Blondie, Tuca, Iván y un servidor) volvieron a disfrutar de una fantástica tarde: mojito fresco (aplausos), una botella de Ochoa (petición de oreja), arroz con chipirones de Edurne (vuelta al ruedo) y las ya casi mundialmente famosas albóndigas de mi madre (dos orejas). Y salimos por la puerta grande.

Comenta si te apetece