Soooooooool

Escrito el Jueves, 10 de julio de 2003 a las 10:22 am

Tendido de Sol

Como veis la crónica del día 10 se ha retrasado un poco. Pero es que ayer fui a los toros, a sol como siempre, a territorio de la Peña Rotxapea. Para ir a los toros lo primero claro está son las entradas. Habíamos decidido ir el jueves sin mirar quien toreaba, y es que en la zona de las peñas eso es casi anecdótico. Aún así, la presencia en el cartel de la tarde de El Juli y Fran Rivera hizo que hubiera mucha demanda, y casi hasta última hora no pudimos conseguir las entradas. La reventa estaba disparada y pedían cuarenta euros para sol y cincuenta para sombra. Al final como siempre Blondie las consiguió. Una de aquí, dos de allí, y por cuarenta euros las tres.

Pero para ir a los toros a sol no basta con tener las entradas. Hay que preparar la merienda, la bebida, etc. Y nada de un triste bocata y una lata de cerveza, ¡por Dios! El menú fue albóndigas de mamá, marmitako de Iosu y bocadillo de jamón iberico. Aunque como es habitual acabas probando las cigalitas de los de al lado, amén de decir que no a unas pochas, a una ensalada mística que no mixta, pasteles… De beber mojito, vino de moscatel, patxarán… Los de la Rotxa suelen ser muy creativos con la bebida y cada año introducen algún nuevo brebaje. Lo último Sunny Delight con vodka, mucho vicio.

La corrida por lo demás debió de ir bastante mal. Y lo digo porque ver, lo que se dice ver, sólo vimos tres toros. Pero es lo bueno de ir a sol, que aunque la lidia sea un desastre la diversión está asegurada. Así que para hacer un resumen a lo taurino habrá que decir que se lidiaron seis botellas de mojito de una excelente ganadería. Dos orejas y vuelta al ruedo para las albóndigas de mamá, dos para el marmitako de Iosu y una para los bocatas de jamón ibérico. Fuerte ovación para el vino de moscatel. Algún diestro sufrió una cogida, pero nada que no se cure con ocho horas de sueño.

En fin que sol es diferente.

Comenta si te apetece