San Fermín, Kukuxumusu, gigantes

Escrito el Jueves, 8 de julio de 2004 a las 9:57 am

bajo el gigante

Los Torrestrella no hicieron honor a su fama y el encierro de hoy fue limpio. El mayoral de la ganadería estaba como loco de contento. Sin embargo por la tarde en la corrida los toros mostraron su casta y su peligro corneando a Pepín Lliria y Luis Miguel Encabo.

Pero el acto del día fue sin duda el homenaje de los chicos de Kukuxumusu a la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. Todas las mañanas la Comparsa recorre las calles de Pamplona para regocijo sobretodo de la chiquillería. Es impresionante ver bailar a un gigante de más de cuatro metros movido por un mozo. Ver como gira sin descanso e incluso salta, dando vida a un mastodonte de cartón piedra. Y también los kilikis y los zaldikos, persiguiendo a los peques y causando miedo y divertimento a partes iguales. En fin que todo homenaje es poco para los que son sin duda, y con el permiso del Santo y los toros, el otro alma mater de la fiesta.

¿Y qué decir de Kukuxumusu? Las camisetas de Mikel Urmeneta han dado la vuelta al mundo, y suma y sigue. Lo que nació como un grupo de amigos que hicieron una camiseta para sacar unos duros se ha convertido en todo un negocio con 18 tiendas y casi 80 empleados y venden más de un millón de camisetas al año. Y no es suerte ni casualidad, se lo han currado y mucho. Y sobre todo, se lo pasan muy bien.

Para rendir homenaje a la Comparsa, Kukuxumusu ha diseñado una camiseta en la que están todos: los gigantes, los cabezudos, los zaldikos… Además fabricaron dos camisetas especiales para los gigantes y hoy se las han colocado. Ha sido divertido ver a dos de ellos con una camiseta, con un look mucho más juvenil. Urmeneta estaba como un chiquillo viendo a los gigantes de su corazón dentro de una de sus camisetas. Y allí estaba toda la familia de Kukuxumusu: Koldo, Guillermo…

Y poco más. Pamplona está tranquila a la espera de la marabunta del fin de semana. La disfrutaremos así hasta entonces.

Comenta si te apetece