Pamplonesas, ¡Viva San Fermín!

Escrito el Jueves, 7 de julio de 2005 a las 7:11 am

Chupinazo en Sarasate

Hoy 6 de julio, como cada año a las 12 del mediodía, ha estallado la fiesta. Justo en ese momento la concejala Idoia Saralegui salió al balcón del Ayuntamiento y gritó: “Pamplonesas, ¡viva San Fermín!; Iruindarrak, ¡Gora San Fermín!” antes de lanzar el cohete. Y esa ha sido la novedad y el comentario de todos… y todas (¿o mejor tod@s?). Hasta ahora lo habitual era lo de “pamplonesas, pamploneses” y hace muchos años solo se decía “Pamploneses”. Es por eso que la guapa edil de Izquierda Unida dijo que iba a utilizar el “Pamplonesas”, como resarcimiento de aquellos años en que la mujer no estuvo presente en la fiesta, y porque la RAE (dijo ella) acepta el término “pamplonesas” para referirse a hombres y mujeres (?). Parte de razón no le falta si tenemos en cuenta que con Idoia han sido sólo siete las mujeres que han tenido el privilegio de lanzar el Chupinazo, el cohete que inicia las fiestas. En cualquier caso la fórmula “tradicional” habría sido mejor… yo al menos no me veo muy “pamplonesa”. Pero bueno la Fiesta ya ha comenzado y lo importante ahora es pasarlo bien. Y Fiesta es femenino, y la de Pamplona muy singular… y plural. Por cierto que la mecha se le ha resistido a la buena de Idoia y no había manera de que el cohete prendiera. 38 segundos de retraso, que esperemos que nos devuelvan el día del “Pobre de mí”.

El Chupinazo tiene cada vez más escenarios, porque todo el mundo está en la calle y la plaza del Ayuntamiento, ya pequeña en si, se queda minúscula ante el gentío. Pantallas gigantes, y mucha gente en todas partes. Yo he ido como otros años al Paseo de Sarasate, que también se está quedando pequeño y donde se me ha vuelto a poner la piel de gallina al ver la marea roja: los miles de pañuelicos rojos en el aire justo antes del Chupinazo.

¿Y mañana? A las 7:50 a mí se me hará un nudo en el estómago justo 10 minutos antes de que comience el primer encierro (ganadería Santiago Domecq Bohórquez). Y muchas buenas nuevas. Volveremos a ver correr a Julen Madina tras la grave cogida que como recordaréis sufrió el año pasado (siete cornadas), y veremos a los pastores del encierro por primera vez con uniforme, para que la gente los distinga.

Y por supuesto la procesión, porque mañana es 7 de julio, San Fermín.

¡Ah! Espero que las fuerzas de orden público no hagan controles sorpresa de colesterol, porque más de uno dará positivo. Ya me veo a un “munipa” diciéndome “¿pero ha visto usted como lleva los triglicéridos?”.?

Comenta si te apetece