Os echamos de menos

Escrito el Lunes, 13 de julio de 2009 a las 9:42 am

Los de la peña el Bronce

Ayer, como viene siendo tradicional me fui con mis amigos a los Toros, a Sol, a los dominios de la Rotxa en la andanada. No recuerdo muy bien cuando comenzó esta “tradición”, quizás hace 8 ó 10 años ya, en la que nos reservamos una tarde para meternos de lleno en la Fiesta.

La corrida de los Miura fue lo de menos, aunque al parecer fue bastante floja. Como siempre la solanera se entregó rápido a Padilla, al grito de “Illa, illa, illa, Padilla maravilla”, pero el diestro de Jerez apenas hizo nada destacable en el primero, y en el cuarto no consiguió llamar la atención de un público entregado a la merienda.

Lo mejor de la tarde sin duda fue la compañía: Villar, Tuca, Iván, Juanmi e Izaskun. Notables y sentidas las ausencias del Blondie (que espera a su primer hijo para cualquier día de estos) y a Ignacio Murillo, que fue papá hace 3 días. Os echamos de menos.

Por lo demás y como siempre una tarde memorable: ovación, dos orejas y rabo para las albóndigas de mi madre, y para el ponche de Villar (fresquito, rico… entraba sin sentir). Impresionantes los macarrones que nos pasaron los de al lado, que estaban calientes y hasta con queso rallado al gusto. Muy rico el mojito, aunque nos faltó la hierbababuena. Una tarde memorable.

Los heridos del encierro de ayer evolucionan favorablemente, y eso que las dos cogidas más graves (la del Callejón y la de Mercaderes) fueron de lo peor que he visto en mucho tiempo. El Miura “Dondequiera” corneó a Jose María García Herce, vecino de Calahorra, en el cuello, bajo la barbilla, sacándole toda la lengua de la boca, y dejando una terrible imagen que quedará para la historia de los Sanfermines. Tampoco olvidaremos la manera casi salvaje en la que “Ermitaño” se ensañó una y otra vez con el corredor pamplonés Pello Torreblanca, que recibió dos cornadas, una tremenda en el pecho que nos hizo temer lo peor, y otra en el muslo izquierdo. Las imágenes fueron dantescas. Más de 30 segundo estuvo el Miura zarandeando al mozo que acabo semidesnudo y ensangrentado.

Por cierto que José María Herce ya fue cogido en la curva de Mercaderes en 2006. Después de que un Vitorino lo lanzara contra el vallado y le dejara inconsciente aquel año, el de Calahorra prometió no volver a correr… Esta vez me temo que sí que toca retirada.

2 comentaron - “Os echamos de menos” -

  1. Luis:

    Joder… Esas fotos sonla de nuestra cuadrilla. Muy buenas fotos. Yo salgo por ahí, a la izda. con un cugarro en la boca, juassss. Ya sé quien eres, yo te quería comprar la camara por 100 euros, te suena???

  2. Jonan Basterra:

    Si Luis, pero sólo me ofrecías 10 euros 😛

Comenta si te apetece