Manual de instrucciones del encierro: this is a bull y hace pupa

Escrito el Martes, 8 de julio de 2003 a las 10:27 am

cogidaLos Cebada Gago la han vuelto a liar. Son una de esas ganaderías que tienen mala fama por haber manchado de sangre muchas veces las calles del encierro. Cuando pasaron por debajo del balcón de la Plaza Consistorial donde hoy me encontraba todo parecía normal. Dos toros algo rezagados pero nada más. Más adelante, en Estafeta y el callejón esos dos toros se dedicaron a repartir cornadas en una particular cacería del guiri.

Tres han sido hoy los heridos por asta de toro en el encierro: dos americanos y un australiano. ¿Casualidad? ¿O es que San Fermín sólo protege a los de casa? No es casualidad. A pesar de los esfuerzos que se hacen por informar a los extranjeros muchos de ellos corren el encierro pensando que un toro es como una oveja. Y cuando ven a un bicho de 600 kilos en carrera embistiendo con unos cuernos que parecen haber pasado por un sacapuntas, sufren el susto de su vida. Y casi siempre las cogidas vienen provocadas por hacer lo que no se debe: citar al toro, tratar de adelantarle, tocarle…

Y las cornadas de hoy han sido impresionantes. La de Estafeta muy espectacular en el brazo de un californiano. La primera del callejón de 20 centímetros en el estómago de un australiano que se bajó del vallado para citar al toro. La tercera, la cuarta y la quinta se las llevó un americano en los muslos y la ingle. Y aún así se ha notado el capote de San Fermín, y si no que me expliquen como puede haber una cogida de 20 centímetros en el hemitórax si afectar a órganos vitales, o porqué después de que un toro haya corneado varias veces al americano del callejón hasta sacarlo de la plaza y sólo tenga ¡tres cornadas! Por cierto perdón por lo de hemitórax (la tripa), pero es que con tanto encierro uno se vuelve un experto en “palabros” médicos como femoral, tórax, glúteo…

La solución para la falta de información de los corredores extranjeros no es sencilla. A lo mejor hay que editar un manual de instrucciones del encierro para guiris de primer año que explique que hay unos bichos “mu malos” que se llaman toros, y que de esos hay seis. Y antes de entrar en el recorrido tengan que repetir “bulls are bad” (los toros son malos). De todas formas hay muchos buenos corredores extranjeros, los malos son los nuevos que no se enteran.

Como hoy mis fotos del encierro eran bastante normales de acuerdo con lo visto en las calles, os pongo un par de mi amigo Iñaki y que corresponden al herido en el brazo en Estafeta (espero que ninguna de las imágenes hiera la sensibilidad de nadie). El resto si son mías de la corrida de esta tarde (los toros muy bien, los toreros muy mal).

Mañana voy a ese balcón de Estafeta desde donde Iñaki ha hecho hoy esas fotos. A ver si tengo más suerte, aunque la suerte sería un encierro rápido y limpio.

¡Oooops! Ayer se me coló un asta de toro con hache. No sé si por falta de sueño, o por despiste. Perdón. En cualquier caso.

Hasta mañana y asta mañana. Es decir, mañana más toros.

Comenta si te apetece