Los peligrosos Victoriano del Río

Escrito el Jueves, 10 de julio de 2014 a las 10:27 am

Encierro dia 9, 2014

La ganadería de Victoriano del Río protagonizó ayer el encierro más cruento y peligroso de los que llevamos hasta ahora (descontando el de hoy, que ya os contaré). Los toros de Guadalix de la Sierra habían corrido ya cuatro veces en Pamplona, y siempre habían ido hermanados y muy rápidos, salvo un encierro hace tres años donde, al igual que ayer, se cobraron 2 cornadas.

“Brevito”, el toro más grande de los seis del encierro (600 kilos), se revolvió en Telefónica contra el vallado, corneando sin piedad a un mozo valenciano que terminó en el suelo ensangrentado, con tres cornadas: en la axila, en el hombro y en la pelvis. Yo hacía fotos, y aunque tapado por el vallado, veía que el toro se estaba ensañando, eternos segundos, hasta que el toro lo soltó, y siguió hacia el callejón dando sustos, para cornear a un americano en el muslo casi a las puertas de la plaza.

En esos instantes lo pasas mal. Por muchos años que uno lleve, uno no se acostumbra, y más aún cuando ves que el personal sanitario tarda interminables minutos en estabilizar al herido. Afortunadamente y como siempre, actuaron con rapidez, y las vidas de ambos corredores no corren peligro. El joven valenciano, que es el que sale en mis fotos (no en la que encabeza esta entrada donde apenas se ve su jersey rojo entre el vallado) debe quizás también su vida a los pastores del encierro (Fran Itarte y Humberto Miguel), al corredor Miguel Castaner, que tiró del rabo del toro tratando de librarle de las cornadas, y de los sanitarios que trataron de arrastralo por debajo del vallado, aunque no pudieron hasta que “Brevito” se aburrió de coserle a cornadas.

Mirad las fotos, merecen la pena, aunque desde mi perspectiva no eran las mejores.

Comenta si te apetece