Los interminables Miura

Escrito el sábado, 15 de julio de 2017 a las 8:06 am

Los enormes toros de la ganadería de Miura protagonizaron ayer el encierro más rápido, y el último, de San Fermin 2017. Dos minutos y diez segundos tardaron en completar el recorrido del encierro a un frenético ritmo de 23,5 km/h de media, y eso que la mayoría de los morlacos superaban los 600 kilos de peso.

Ya os comenté que los Miura son los poseedores del récord de encierro más rápido de la historia, y fieles a su tradición fueron hermanados. Manada compacta y mucha velocidad. También fieles a su tradición pasaron rozando el vallado de Telefónica provocando momentos de mucha tensión, cuando varios mozos se quedaron atrapados entre los maderos, las astas y los cuerpos de los de Miura. Hay unas fotos tremendas de momentos de tensión: dos mozos con sus cabezas pegadas, cuernos de Miura por fuera del vallado… Yo hice una bonita serie cuando un mozo que estaba en el vallado se cayó sobre los lomos de dos Miuras, como si fuera una estrella de rock en un concierto. Bull surfing lo llamaremos. El mozo hizo la croqueta obligado por la trayectoria de los toros a la carrera para irse al suelo casi a otro lado del vallado. Una imagen curiosa.

Fieles a su tradición tampoco hubo heridos por asta de toro, a pesar de que se vieron varios de los momentos más tensos de todos los encierros de este año.

Ayer se terminaron los Sanfermines de 2017. Los terminé de la mejor manera posible: en los toros, en una impresionante localidad de sol-sombra, con mi gran amigo Jose Carlos Cordovilla, celebrando nuestros 25 años haciendo fotos en San Fermín. Nos hemos puesto otra nueva meta, llegar a los 30. ¿Sobreviviremos? Espero que sí.

Comenta si te apetece