La maldita puntería de ‘Punterito’

Primer encierro ayer en Pamplona, y los de Cebada Gago, fieles a su tradición, se fueron a los corrales de la Plaza de Toros sumando tres cornadas a su palmarés. Treinta años han corrido los toros de la ganadería gaditana acumulando 56 cornadas, ahí es nada.

Bien es cierto que todo el peligro lo ocasionó sólo uno de los morlacos, el número 80, de nombre Punterito, que al parecer tenía la misión clara de mantener el peligroso palmarés de la ganadería en Pamplona. Primero atropelló al estadounidense A. Philipe dándole un puntazo en el escroto al final de la Cuesta de Santo Domingo. Después propinó una terrible sobrecogedora embestida en el pecho a otro estadounidense, Ewan Henschel, metiéndole 10 cm de su cuerno derecho en la cavidad torácica. Finalmente cogió al tafallés Francisco Javier Aullo, un corredor habitual, que se llevó una cornada con tres trayectorias en el muslo derecho. El bueno de Aullo lamentaba perderse el resto de encierros de este año. Además de estas cogidas Punterito iba creando peligro a cada paso, pero hasta ahí llego su hoja de servicios.

Por la mañana fue la procesión del santo en su día grande. Este año me la perdí. Me tocó ir al Frontón Labrit, al homenaje al pelotari recientemente retirado Aitor Zubieta, y a la final del Cuatro y Medio. El ambiente en el Labrit era sólo comparable a su temperatura, una auténtica sauna. Partidazo, público entregado, puro espectáculo. El duelo entre Aimar Olaizola y Jokin Altuna se decantó por el lado del primero. No sé la de litros de bebidas que pudieron ingerir ambos pelotaris que acabaron agotados tras un vibrante partido. Altuna apretó de lo lindo al principio, y pudo haber ganado de no ser por la tremenda fortaleza y técnica de Olaizola. Ganó el de rojo.

Después me encontré con «la chica de la portada», la pamplonesa que fotografié en el Chupinazo el día 6 de julio y cuya foto se convirtió en la portada de la edición impresa del 7 de julio. Estaba muy contenta.

Y poco más. Pamplona está un poco vacía, y eso que estamos ya en fin de semana. Parece que este año ha venido menos gente. Quizás sea el tiempo, aunque en Pamplona, de momento, apenas ha llovido.
Sólo me he tomado una cerveza, y aún no he salido. Me estoy haciendo mayor…
Nota: iré publicando mis fotos en mi cuenta de Flickr

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.