La crónica que nunca querría haber escrito

Escrito el Sábado, 11 de julio de 2009 a las 9:24 am

encierro día 10, capuchino
Ayer fue un muy mal día. Justo después del encierro de los Jandilla, mis compañeros fotógrafos que habían estado en la zona de Telefónica, me comentaban que había un herido con muy mala pinta. Tenía una cogida en el cuello y las asistencias médicas le estaban aplicando reanimación cardiopulmonar. Me enseñaron algunas fotos del mozo corneado en la camilla, eran muy dramáticas.

Cuando llegamos al Diario de Navarra tratamos de buscar la foto de la cogida, pero no la teníamos. Veíamos al corredor girándose ante los dos toros negros que precedían a Capuchino, un toro colorado que fue el triste protagonista ayer. Después vimos al corredor en el suelo por lo que pensamos que la cogida pudo ser de esos toros negros. Luego un vídeo de Cuatro tomado por un videoaficionado nos sacó de dudas, fue Capuchino el que acabó con la vida del joven Daniel Jimeno Romero, que tras caerse estaba en el suelo refugiado en el vallado. La cogida fue tremenda, pero Daniel aún tuvo fuerzas para deslizarse bajo el vallado. Los de la Cruz Roja tiraron de él y en apenas 3 segundos ya estaba siendo atendido. Pero la cornada era mortal de necesidad: 15 centímetros perforándole el pulmón izquierdo, dañando la aorta y arrancando la vena cava.

Poco después de las 9 llegó la confirmación de la muerte de un corredor. Por su indumentaria, y por el hecho de que no llevara ninguna identificación encima, era de suponer que era un corredor habitual (los corredores van con los bolsillos vacíos, nada que les pueda entorpecer sus movimientos). Después se supo que Daniel, de 27 años, era vecino de Alcalá de Henares, y que efectivamente corría siempre en el último tramo del encierro desde que tenía 20 años. Su padre y sus abuelos son navarros. Mi más sentido pésame para toda su familia y amigos.

Sólo hay una foto de la cogida, realizada por Pablo Roa para SanFermin.com, tomada desde el lado izquierdo del recorrido, un punto poco habitual para los fotógrafos.

Ayer fue un día duro, pero la vida y la Fiesta continúan.

Comenta si te apetece