Jandillas a todo ritmo

Escrito el Miércoles, 8 de julio de 2015 a las 8:39 am

encierro dia 7 de julio 2015, Jandilla
Impresionante el primer encierro de los de Jandilla que parecía que tenían una enorme prisa para llegar a los corrales de la Plaza de Toros. Y es que a pesar de que se cayeron en varias ocasiones llegaron a destino en dos minutos y ventitrés segundos. Su fama les precede ya que esta ganadería está considerada como una de las más peligrosas, avalada por 26 corneados en sus 15 participaciones en los encierros de Pamplona, incluyendo la última víctima mortal, Daniel Jimeno.

Subieron Santo Domingo como una exhalación volviendo la cabeza y atropellando a los corredores que caían como muñecos. Revisando las fotos con mis compañeros del Diario de Navarra, vi una foto insólita de la cuesta en este tramo. Las pezuñas de un toro asomando a la altura de las cabezas de los corredores de sus compañeros de manada, es decir un toro del revés. Todos los años vemos los pies de algún corredor volteado por encima de las cabezas de otros, pero nunca había visto un toro “cuerniabajo”. Pero nada, se levantó en un instante y siguió una carrera que parecía ser la de “tonto el último”.

A Estafeta, donde yo estaba, llegaron en menos de un minuto cabeceando nerviosos. Uno de los morlacos empezó su recorrido tras la curva repasando el lado izquierdo de la calle, conviertiendo a los que estaban en los portales en los increíbles hombres menguantes, y llevándose por delante una canaleta de agua como si fuera un mondadientes mientras intentaba enganchar a un tipo con pinta de guiri que tendrá pesadillas durante varios años. Así siguieron hasta el final del recorrido repartiendo atropellos y cabeceando peligrosamente, haciendo caer a los divinos y volteando a los humanos. Resultado final: 3 heridos por asta y 8 por traumatismos diversos. Si véis el vídeo os parecerá hasta poco. Pero ahí estaba San Fermín con su capotico de gala.

Los tres heridos por hasta, los tres guiris (dos americanos y un inglés) ¿Casualidad? No, amigos. Volved a ver el vídeo y observad quien está realmente corriendo el encierro, o más bien intentándolo ayer con las centellas de Jandilla, y quien está de espectador, de bulto sospechoso, de tapón, de no tener ni idea de donde están, sobre todo en Estafeta. Una imagen muy clara: fijaros en la entrada a la Plaza de Toros, parece vacía de corredores, pero por detrás entran luego miles de personas. Gran culpa de esto la tienen las empresas que organizan viajes para los guiris. Los traen en autobuses desde campings de fuera de Pamplona, con sus pulseritas y sus camisetas, y no tengo muy claro que les expliquen de qué va esto. Todos responden al mismo guión: tu te quedas pegado a la pared, y no pasa nada. Ayer había hasta cuatro filas de gente, todos así, todos guiris. Carne de cuerno si a algún morlaco le da por irse para allá. Ven pasar la manada y luego entran en la Plaza de Toros detrás, para las vaquillas. En serio habría que hacer algo para evitar esto.

procesión día 7

La procesión de San Fermín en su día grande fue como siempre multitudinaria. El alcalde entrante, Joseba Asirón, recibió aplausos, pero también algunos improperios, al igual que el alcalde saliente, Enrique Maya. Me sigue pareciendo una falta total de respeto, y el momento menos indicado para hacerlo, sea del partido que sea. Allá cada cual, pero da un poco de vergüenza ajena.

Os recuerdo que en mi cuenta de Flickr podéis ver todas mis fotos.

Comenta si te apetece