Hasta el rabo, todo es toro

Escrito el Jueves, 12 de julio de 2007 a las 8:37 am

struendo txiki

Ayer fue un día intenso. Por la mañana en el encierro los Jandilla pensaron que ellos también podían redimirse en su largo historial de heridos y tan sólo protagonizaron una cornada en la Plaza Consistorial. El auténtico protagonista de la carrera fue un precioso morlaco jabonero de nombre Ruidoso, que se cayó en Telefónica y puso emoción en el último tramo, volviéndose hacia los mozos pero sin cornear a ninguno. El momento más curioso se produjo cuando un corredor quedó entre sus patas. El mozo para defenderse se aferró a un de sus cuartos delanteros y el toro al verse entorpecido y quizás algo humillado, comenzó a mover sus patas traseras como si fuera un bailarín de flamenco, propinandole al mozo un zapateado del que creo que no salió muy perjudicado (ver vídeo del encierro)

El resto del día estuvo bastante repleto de actos. Yo estuve en el Struendo Infantil, el Gallico de Napardi y el Premio al Toro más sabroso de Gazteluleku.

El Struendo Infantil es ya una tradición en San Fermín y que he visto nacer y como va creciendo. Se trata de una tradición joven (este es el quinto año) pero que sigue yendo a más. Su hermano mayor, el Struendo de Iruña, se celebra por la noche desde 1977 y congrega a todo el que se pase a las 12 de la noche menos un minuto con cualquier cosa que haga ruido (fundamentalmente bombos y tambores), por delante de la antigua Casa Marceliano. Como mucha tradiciones empezó porque un grupo de 30 amigos se reunió para hacerlo hace cuarenta años. De la misma manera pensaron que los más pequeños tendrían que poder disfrutar de la fiesta, por lo que en 2003 nacía el Estruendo Infantil, con un horario adecuado para los más peques, las 12 menos un minuto, del mediodía. Y cada año se congrega más gente y se lo pasan de maravilla. Mis sobrinos ya son asiduos.

Después estuve en la sociedad gastronómica Napardi que entregaba un año más el Gallico de Oro, un premio que reconoce a una persona de Pamplona o muy vinculada a ella y que se haya destacado en la sociedad, el deporte, la cultura… Este año el premio fue para Juan José Armendáriz impulsor del Trofeo de Fútbol Boscos, un torneo de fútbol aficionado muy popular en Pamplona. Con los de Napardi empiezo a tener el corazón partido. Por una parte me parece que aciertan bastante a la hora de entregar los galardones. Por otra, y quizás por tratarse de una sociedad gastronómica con ya bastantes años de historia, creo que son demasiado protagonistas y que han creado un ambiente demasiado exclusivo y alejado de la calle.

Todo lo contrario sucede en Gazteluleku, una sociedad gastronómica mucho más joven y que tiene su sede en la Plaza del Castillo. Con la excusa de la entrega del Premio al Toro más Sabroso de la feria del año pasado, nos invitaron a comer y esto desde luegos no se puede rechazar. La comida, sencilla por un lado, suele tener siempre un grado de exquisitez propio de un restaurante de lo más selecto. Cocinan y sirven los propios socios del Gazteluleku, nada de camareras contratadas como en Napardi. Después de una ensalada con langostinos y unas anchoas, nos sacaron un estofado de rabo de toro que, aunque estaría cuatro líneas alabando, diré tan sólo que era un plato emocionante: se nos saltaban las lágrimas. De manera espontánea, los congregados en la mesa comenzamo a aplaudir, y tuvieron que llamar al cocinero, como ya he dicho un socio, que tuvo que aguantar las palmas aunque trataba de quitarle importancia. En serio, muy fuerte, uno de los mejores momentos de estos Sanfermines, que pude además compartir con mi amigo, colega y compañero José Carlos, Tuca para los amigos. Empezamos juntos haciendo fotos en el Diario de Navarra, y para mí los Sanfermines no serían lo mismo sin él. Esta tarde nos vamos a los toros a Sol como todos los años, a terrenos de la Rotxa, donde nos uniremos al tercero de nuestra cuadrilla, el Blondie… 15 años juntos que espero que sean muchísimos más.

Por cierto que lo del premio al Toro más Sabroso de la Feria de Gazteluleku es muy bonito y original. Cada año contactan con un cocinero de renombre que elige una determinada parte del toro. Los socios del Gazteluleku consiguen esa pieza de cada uno de los toros que se lidian en Pamplona. El cocinero elegido prepara una misma receta con todas esas piezas y se prueba para saber cuál fue el toro más sabroso, el que tiene mejor sabor. El premio este año fue para la Ganadería de Cebada Gago.

Y me marcho, que tengo que hacer la compra para la tarde. El cubo, hielo, vasos, mojito, hierbabuena, las albóndigas de mamá, el Ochoa para el postre… A ver si no olvido nada. Que esto se acaba y hay que rematar. Hasta el rabo, todo es toro.

5 comentaron - “Hasta el rabo, todo es toro” -

  1. david:

    Amiguete: ¿te ha pisoteado alguna vez una humilde becerra? ¿A que no? Porque el zapateado de Sarasate que le propinó el jabonero al mozo, no se le va a olvidar en varias semanas, Vamos, como si Tyson le hubiera dicho un par de cositas a puñetazos.

  2. Frans Waller:

    tengo una pregunta, TVE termina sus transmiciones de los encierros con un recuento fotografico del dia con una musica popular espanola medio arabesca. Alguna idea de quien es esa musica?

  3. Jonan Basterra:

    David: por lo que me contaron y se vio en la televisión el jabonero pareció no atinar sobre el mozo. en cualquier caso si no es así, pido disculpas, trataré de verificarlo.

  4. Jonan Basterra:

    Frans

    Nombre de la sintonía: Ajde Jano
    Nombre del CD: East meets east
    Intérprete: Nigel Kennedy and The Croke Band
    Sello Discográfico: EMI

    También estaba en The Official Athens 2004 Olympic Games Classical Album by Nigel Kennedy & The Kroke Band

  5. Mª Jose:

    Conozco al mozo, es valenciano como yo. No llego a tocarle ninguna pisada. Este movimiento es muy comun en las vacas, te bailan.

Comenta si te apetece