Escabechina ‘Universal’ de Domecq

Escrito el Viernes, 13 de julio de 2007 a las 9:29 am

encierro dia 12, marques de domecq

El encierro de los toros de Marques de Domecq fue una aunténtica escabechina. Desde el encierro de Jandilla de 2004, que curiosamente también fue un 12 de julio, no recuerdo un encierro tan escalofriante. Y fue sobre todo un toro, de nombre Universal, el reponsable de 6 de los 7 heridos por asta. Incluso ese toro corneó a dos hermanos estadounidenses a la vez, uno con cada cuerno. En el último tramo de Santo Domingo Universal ya iba algo rezagado de la manada y corneó al polaco Thomas Golabek. Yo estaba en la Plaza Consistorial donde tras venirse al lado derecho y limpiar el vallado corneando en la espalda al vecino de Pamplona José Amador Jiménez, se fue directo al lado izquierdo embistiendo contra la masa. Luego se quedó mirando a dos corredores americanos habituales de este tramo que hacían la estatua pegados a la persiana de una tienda. Y siguió dando volteretas y corneando a varios mozos: a los hermanos Lawrence y Michael Lenahan al comienzo de Estafeta; al mexicano Rafael Estrada un poco más adelante sacándole a la calle con una cornada en el muslo para propinarle luego otra en el vientre; en Telefónica en la rodilla al noruego Cristofer Neiff. La otra cornada la dio el toro Goloso al vecino de Funes Jesús Ángel Merino. Pero hubo 13 heridos en total y uno de los más graves un joven alemán que sufrió un fuerte traumatismo craneal. 6 minutos y nueve segundos de  cornadas, volteretas… Impresionante.

Por la tarde fui a los toros a Sol, como todos los años, a los terrenos de la siempre animada Peña Rotxapea. Y la tarde fue fantástica. En el primer toro Jesulín, que podría haber toreado su última corrida en Pamplona, se fue a terrenos de Sol, llegando incluso acallar a las siempre ruidosas peñas. El diestro cuajó una bonita faena que no remató con la espada. En el segundo toro, Castella puso voluntad pero falló tambien con la espada. El mojito entraba muy bien, y las pistolas de agua refrescaban el ambiente de la Rotxa. El tercer toro… mmm, ¡ah, sí! Talavante realizó algunos pases buenos… y luego… el mojito seguía entrando muy bien y desde atrás me pasaban gambas peladas y todo. El cuarto toro… ¡impresionantes las albóndigas de mi madre! Mi amigo Tuca dijo de ponerlas en bocata y aunque me resistí en un principio fue una excelente idea. Nos pasaron también pulpo y unos mejillones en tomate de llorar de buenos. El quinto toro fue Universal que derribó a uno de los picadores, y como Castella se dedicó a abanicarle… ¡Que ricos los profiteroles que me pasó Willow! Y la botellita de Ochoa que llevamos… Y luego hubo un sexto toro… del que apenas recuerdo un par de pases de Talavante, y más mojito.

Salimos con la Rotxa por la puerta grande en compañia de Blondie y los de su cuadrilla. El Rubio se nos va hoy a Cuba con su mujer (un beso, Edurne) y andaba casi con la lagrimica y exprimiendo las últimas gotas de la fiesta. Así que como siempre, aunque la corrida estuvo regulín, lo pasamos genial ¡Menuda tarde!

PD: ando un poco cruzao porque esta mañana he perdido o me han robado el móvil (una Palm Treo) que llevaba en el cinturón. Sobre todo la putada son las fotos y teléfonos que tenía dentro. Si alguien me lo devuelve le estaré mucho más que agradecido.

2 comentaron - “Escabechina ‘Universal’ de Domecq” -

  1. david:

    De lo mejorcito que he visto nunca: cómo barria a derecha, izquierda, se volvía, otra vez hacia adelante, y si en ese vaiven enganchaba, pues hale, tan contento que salí el morlaco. Es que hay toros como personas: mucha mala baba.

  2. Mª Jose:

    Yo estaba al principio del vallado de Mescaderes y porque me avisaron de que encogiera una pierna…

Comenta si te apetece