Con muchas ganas

Escrito el Lunes, 7 de julio de 2008 a las 6:14 am

Chupinazo

 Y llegaron las 12, y estalló la Fiesta. Mucha gente en la calle en los diferentes Chupinazos. Apretado, directo y emocionante el de la Plaza Consistorial, y desde allí y a través de las pantallas gigantes de televisión llega a muchos otros puntos de la ciudad. Tranquilo y familiar el Chupinazo de la Plaza de los Fueros, espectacularmente lleno y vibrante el de Paseo de Sarasate, sucio y disperso en la Plaza del Castillo… Y también incluso fuera de la ciudad a través de la televisión en los hogares de los muchos que aman estas fiestas.

Aunque parecía que había poca gente, la marabunta apareció de repente y en algunos puntos de la ciudad la marea roja en los segundos previos al lanzamiento del cohete iniciador fue muy emotiva. Hay muchas ganas de fiesta, y esto no ha hecho si no empezar. El día 14 aún queda muy lejos, y como sostenían unos mozos en el Paseo de Sarasate solo habrá que preocuparse si no vuelven a casa para el día 15.

Por la tarde me acerqué un rato al Riau-Riau, que cada vez congrega a más gente. Tras la vuelta de este bonito acto en 2002 de la mano de los jubilados de Pamplona, recorrido de la Pamplonesa tocando el Vals de Astráin cuenta cada vez con gente más joven, que trata de aprenderse la letra. Y es que en este país con himno sin letra, el célebre vals se había convertido en el “ló, ló, ló”… menos esa estrofa que dice… “Porque llegaron las fiestas,  d’esta gloriosa ciudad, que son en el mundo entero, una cosa singular, ¡Riau-riau!”

Riau-riau

Os escribo estas líneas antes de salir para el primer encierro, en el día grande de las fiestas, el 7 de julio, San Fermín. Lo de ayer fue sólo “la etapa prólogo” que dirían los ciclistas.

Comenta si te apetece