¡Ya falta menos para San Fermín 2013! ¡Illa, illa, illa…!

Escrito el Lunes, 16 de julio de 2012 a las 9:25 am

San Fermín 2012 ya es historia, y ya falta menos de un año para el inicio de las fiestas de 2013. El último día de la Fiesta fue espectacular con una tarde de toros que pasará a la historia, la cuarta vez que Juan José Padilla salió por la Puerta Grande de la Plaza de Toros de Pamplona.

Ya os he contado alguna vez el cariño que en Pamplona se le tiene al diestro jerezano, que siempre responde en la arena dándolo todo. Como sabéis Padilla sufrió el año pasado un terrible percance en una corrida en Zaragoza, perdiendo un ojo. Pero desde que anunció que volvería a torear, Pamplona lo esperaba.

El Ciclón de Jerez se dejó ver en Pamplona hace unos días, haciendo el recorrido del encierro con los pastores, y colaborando con las retransmisiones de las corridas de Canal Plus. Parecía como si quisiera comprobar que todo ese cariño y admiración que le había llegado desde Pamplona era cierto o no. Y apenas podía dar un paso sin que la gente le jaleara, y le alabara, o le pararan para hacerse una foto con él. Padilla agradecía emocionado este cariño, y lo guardó, para una tarde de toros que nadie olvidará.

Padilla llegó al Patio de Caballos con el tiempo justo, abrumado por un gentío que le esperaba fuera para aplaudirle, y que incluso se saltó el cordón policial para abrazar al diestro. Como pudo llegó hasta la Capilla de la Plaza, atravesando un Patio de Caballos en el que no cabía un alfiler. Y cuando al fin saltó al ruedo se encontró con una plaza entregada, con mozos que llevaban parches en el ojo como él, varias decenas de banderas piratas en Sol, y todos gritando ya desde el paseillo “¡illa, illa, illa, Padilla maravilla!”. No parecía casi un tarde de toros, parecía la final de un campeonato.

Y Padilla se vino aún más arriba, e hizo dos faenones a los toricos de Torrehandilla (indignos de una Plaza como Pamplona, y de una tarde como la del 14). Puso banderillas en sus dos toros, y le echó mas que coraje para arrancarles la orejas a su lote. “¡Que huevos tienes, Padilla, qué huevos tienes!” Gritaba el coso Pamplonés lleno hasta la bandera. Se llevó una oreja de cada uno de sus toros, y en la preceptiva vuelta al ruedo recogió y enarboló una bandera pirata arrojada desde Sol. Y al terminar la tarde, salió por la Puerta Grande, atravesando a duras penas una muchedumbre que no dejaba de vitorearle.

Padilla era ya parte de la historia de los Sanfermines, pero el 14 de julio de 2012 se convirtió en leyenda, y el que siempre será “El Ciclón de Jerez” es ahora también “El Pirata de Pamplona”, el hijo predilecto de una Plaza en la que todo lo ha dado , y de la que todo lo ha recibido.

Foto de Ignacio Murillo

Y poco más os cuento, que se acabaron las fiestas, y que ya estamos pensando en San Fermín 2013. Han sido unos Sanfermines muy buenos para mí, tanto en lo personal como en lo profesional. Me llevo para casa 3 trofeos del Concurso Internacional de Fotos del Encierro, 3 portadas del Diario de Navarra, y el orgullo de trabajar con un equipo de gente excepcional (gracias sobretodo a Tuca y a Ignacio Murillo). Impresionante la web de Diario de Navarra en estos Sanfermines y el minuto a minuto de la Fiesta contado en directo.

¡Ya falta menos para San Fermín 2013! 1 de enero… 2 febrero…

PD: me faltan por subir algunas fotos, que podréis ver aquí

Alguien comentó - “¡Ya falta menos para San Fermín 2013! ¡Illa, illa, illa…!” -

  1. Delia Echeverría:

    Por tercera vez en mi larga vida viajé desde Sudamérica a Pamplona exclusivamente para San Fermín. No se necesita ser corredor para que a uno le bulla la sangre y le explote la alegría en cada célula del cuerpo. Es una fiesta única, a veces difamada por los que nunca la han presenciado y obran con preconceptos. Basta ver a las familias con sus niños pequeños y hasta sus mascotas engalandas con el pañuelico, para comprender que lo único que quieren los pamploneses es divertirse sanamente.
    Gora no sólo San Fermín sino Navarra entera.

Comenta si te apetece