¡Ya falta menos! … para San Fermín 2007

Escrito el Sábado, 15 de julio de 2006 a las 8:22 am

Despedida de los gigantes

Ayer día 14 de julio fue el ‘Pobre de mí’. Se encendieron las velas, la gente se quitó los pañuelos y cuando la Fiesta parecía acabarse comenzó de nuevo, porque ya falta menos para San Fermín 2007. El 14 es pues un día de despedidas, pero no adioses si no de ‘hasta luego’. El último encierro, la retirada del vallado, la despedida de los gigantes y cabezudos, los pañuelos rojos que desaparecen… y la despedida de muchos amigos a los que no veré hasta el año que viene.

El último encierro fue de la ganadería de Vitorino Martín, muy similar a los de este año: rápido y limpio. El balance de heridos de los encierros arroja una cifra sorprendentemente baja, ya que tan sólo cinco personas han sido corneadas este año, en el año con los encierros más rápidos que yo recuerdo. O San Fermín a hecho horas extras con su capotico, o el líquido antideslizante es milagroso, o los entranamientos de los toros corriendo en manada por sus ganaderías son responsables de este cambio.

Por la tarde en la corrida, parecía que los Vitorinos se iban a ir de Pamplona sin dejar un buen sabor de boca y la Feria del Toro sin apenas buenas faenas. Pero surgió el milagro. El héroe fue el torero Antonio Ferrera. Los Vitorinos buscaron durante toda la tarde el cuerpo de los toreros. Ferrera fue corneado en su primer toro y volvió a por su segundo tras pasar por la enfermería y vestido con unos pantalones vaqueros. El segundo Vitorino de su lote le volvió a cornear por dos veces, dejando al torero con una terrible facha: del traje de luces original sólo quedaban el chaleco y la camisa, y en el muslo izquierdo del torero con tejanos un fajín rojo hacía de torniquete. Pero Ferrera pareció crecerse y comenzó a sacar pases al Vitorino, que era además el último toro de la Feria. Y el público enloquecía, y quizás volvieron loco al presidente que acabó concediendo las dos orejas y el rabo al más que valiente torero, en la que fue sin duda la faena de la Feria.

Estoy muy cansado, pero he sobrevivido un año más. Gracias a todos por vuestros animos y comentarios y ya sabéis… ¡ya falta menos para San Fermín 2007! ?

Comenta si te apetece