¡Ya falta menos! … para San Fermín 2006

Escrito el Viernes, 15 de julio de 2005 a las 6:39 am

Pobre de mí

Ayer teminó San Fermín como cada año, a las 12 de la noche. Y yo sobreviví un año más, para cumplir el 12+1, desde que empecé a hacer fotos de la Fiesta.

El día fue completo. Por la mañana los Vitorinos no dieron ningún problema, con un encierro rápido y limpio. Despues estuve en la despedida de los gigantes y cabezudos. Si los Sanfermines fueran un ser humano, el santo morenico sería la cabeza, los toros el corazón y la comparsa de gigantes y cabezudos la piernas. Salen todas las mañanas para deleite sobre todo de los más pequeños, sus mayores fans. Y siempre están dispuestos a divertir. Los cabezudos persiguiendo a los chavales, haciéndose fotos, cogiendo a los más peques en brazos… y los gigantes con sus bailes, haciendo dudar de que en realidad es un ser humano el que está debajo y lo mueve, lo hace bailar y saltar.

Por la tarde a los toros, a sol. Y aunque nos refugiamos en la sombra de la parte alta de la andanada de la peña Rotxapea, el calor era casi insoportable. Se esperaba mucho de los Vitorinos, pero la corrida fue decepcionante. El ambiente en sol impresionante. Las albóndigas de mi madre riquísimas, el arroz del Blondie buenísimo, y los langostinos que nos pasaron deliciosos. Acabó la corrida y los mozos nos resistíamos a abandonar la plaza, como queriendo retrasar lo inevitable, el final de la fiesta, el “Pobre de mí”. Y llegaron las 12 de la noche y muchos ojos se pusieron brillantes, hasta que de nuevo volvió la alegría, porque recordamos que ya falta menos para los Sanfermines del 2006. Y luego me acerqué ver al Guti, que como siempre dirigía a la muchedumbre subido a la fuente de la Plaza del Concejo, en su “Pobre de mí” paralelo.

Gracias por vuestros ánimos y comentarios. Espero veros a todos el año que viene, y que vuelva a sobrevivir a esta fiesta.

Comenta si te apetece