¡Qué habré hecho yo para merecer esto!

Escrito el Martes, 5 de julio de 2011 a las 7:25 pm


Hace ya unos días que estoy en Pamplona disfrutando del ambiente pre-sanferminero y viendo los pequeños cambios que han producido en la ciudad. Uno es animal de costumbres y casi sin planificarlo ya he dado algún que otro paseo por el recorrido del encierro, alargando la mano para sentir en tacto de la madera del vallado.

A lo tonto este blog llega a su décimo año, y con este sumaré 19 años como fotógrafo en San Fermín… el tiempo pasa. Este año las mis vísperas de la Fiesta han sido muy buenas. El pasado domingo una de mis fotos salía en el Suplemento Especial de Diario de Navarra que llevaba el título “La imagen de la Fiesta. Un repaso a las mejores fotos de San Fermín, seleccionadas por sus autores”. Un premio inesperado, sobre todo porque entre los 21 fotógrafos están algunos reconocidos como Ramón Massats (Premio Nacional de Fotografía), algunos ya desaparecidos y admirados como Javier Retegui y Nicolás Ardanaz, artistas “internacionales” como Santi Lyon y Jim Hollander, maestros personales como Jorge Nagore y Javier Sesma, enormes profesionales y amigos como Villar López y Jose Luis Ollo, héroes locales como Larrión y Pimoulier, y compañeros del día a día como Luis Azanza, Alvaro Barrientos, Susana Vera, Daniel Ochoa de Olza y Eloy Alonso. Me siento como un jugador de fútbol al que Vicente del Bosque llama a la Selección Nacional… emocionado.

La culpa del suplemento, ampliamente comentado estos días en Pamplona, no podía ser de otro que del amigo Ignacio Murillo, del que ya os he hablado en alguna ocasión. Ignacio es como una Wikipedia del Encierro con patas, un enamorado de la Fiesta, además de un gran profesional, y el suplemento ha quedado redondo, de los de guardar.

También me han dado un premio, bueno dos, a dos de mis fotos de los encierros del año pasado en los Premios de la Asociación de la Prensa (mejor foto en el tramo de la Plaza Consistorial y mejor foto en el tramo del principio de Estafeta). Aunque el premio gordo se lo llevó el compañero Eduardo Buxens… que tendrá que pagarse un almuerzo o algo.

Y poco más, que apenas quedan unas horas para el Chupinazo… y ya estoy nervioso. ¡Ya falta menos!

Comenta si te apetece