¡Mamá te quiero!

Escrito el Sábado, 8 de julio de 2006 a las 8:57 am

Procesión de San Fermín

La procesión de ayer fue impresionante, con el Santo Fermín que parecía levitar por encima de las cabezas de miles de pamploneses que el esperaban en el recorrido. Aplasusos, emoción y muchos vivas a San Fermín.

El encierro de ayer fue rápido y peligroso, sobre todo al principio. Finalmente hubo dos corredores heridos por asta de toro, uno de Nueva York (en el muslo derecho) y otro de Nueva Zelanda (en la cara) aunque sus vidas no corren ningún peligro. Sin embargo el accidente más grave se produjo en la suelta de vaquillas que se realiza todos los días en la Plaza de Toros tras finalizar el encierro. Un neoyorquino de 31 años se ha quedado parapléjico al ser volteado por una vaquilla en un lance que pareció no tener la mayor importancia. Siempre ha habido muchos heridos en las vaquillas, pero nunca nada grave. Una pena.

Tenía pendiente en esta crónica hacer un homenaje a las madres de Pamplona. Sin ellas, la fiesta de no sería posible. Me comentaba el otro día un amigo lo duro que iban a ser para él estos primeros Sanfermines sin su madre (mi amigo se ha ido a vivir con su mujer). “Me he comprado cinco pantalones blancos y cinco camisas”, me contaba. Y es que gracias a nuestras madres los mozos de Pamplona siempre tendrán la ropa de un blanco impoluto, aunque la llevemos a casa hecha una pena. Cuando volvamos al hogar después de muchas horas o a veces días, nuestra madre nos dirá si queremos comer algo y tendrán siempre cosas diferentes para elegir. Nos prepararán esas albóndigas de oreja y vuelta al ruedo para ir a los toros. Incluso alguna nos grabará en vídeo el encierro para que lo veamos al llegar a casa…

Así que ¡GRACIAS! Se merecen un monumento como el del Encierro de la Avenida de Roncesvalles. Y que alguna marca de detergente haga algún anuncio, porque nadie lava tan blanco como las madres de Pamplona.

Mientras escribo estas líneas mi madre debe de estar leyendo mis pensamientos, pues me acaba de traer un zumico de naranjas ¡Mamá, te quiero!

Os dejo, que me voy a tomar un sorbete de limón al Gazteluleku (por aquello de que la vitamina C es muy importante). ?

Comenta si te apetece